in , ,

Reseña de Glass, de M. Night Shyamalan: La antítesis de Marvel

Glass, La tercera y última entrega de la saga de superhéroes de M. Night Shyamalan, deja agridulces sensaciones a los fans de la saga. ¿Qué tan buena es la película?

Cuando hablamos de Glass, podemos referirnos a ella como una película de suspenso, un thriller psicológico o una película de superhéroes. El mundo que M. Night Shyamalan creó basándose en las historietas convirtió a Unbreakable, primera entrega de la saga, en una película de culto. Diecinueve años después llega a las salas la última parte de la trilogía que, junto a títulos como X-Men, abrió camino a los “universos” de superhéroes para aparecer en la pantalla grande.

El estilo característico del director indio sigue presente en Glass. La película llega en el momento exacto: cuando termina la primera era del Boom llamado Marvel Studios. La saga de Shyamalan bien podría representar la antítesis de Avengers; se trata de seres humanos con capacidades extraordinarias en un mundo mucho más semejante a nuestra realidad. Menos acción a cambio de explicación.  Los cómics se vuelven una especie de mitología moderna y el argumento es mil veces más sustancioso que cualquier película del MCU.

La historia de Glass

Mr. Glass 2019 movie

La historia de Glass está situada dos semanas después de los hechos de Split (2016), adentrándose un poco en la actualidad de David Dunn (Bruce Willis) y su hijo Joseph (Spencer Treat Clark). David ha aceptado su don y se dedica a combatir las injusticias desde las sombras. Por otra parte, vemos a Kevin (James McAvoy) y sus múltiples personalidades (The Horde) continuar con los secuestros/asesinatos a adolescentes, sin ningún cambio aparente. Cuando David y La Bestia se encuentran y tienen su primer enfrentamiento, son capturados por las autoridades, que los trasladan a un hospital psiquiátrico, a cargo de la Dra. Ellie Staple (Sarah Paulson), quien parece ser la verdadera antagonista de la historia. En el hospital también se encuentra Mr. Glass (Samuel L. Jackson), que da nombre al filme.

La mayoría de la trama se desarrolla en el hospital. La Doctora Staple intenta convencer con argumentos científicos a los tres personajes de que sus habilidades sólo son falsas creencias. El transcurso de la película es muy lento en algunas partes, y las historias individuales parecen quedar a medias. Los personajes secundarios tampoco son de gran influencia. Sin embargo, cuando llega el último acto, todo va tomando forma.

Los giros de tuerca a los que nos tiene acostumbrados Shyamalan comienzan a aparecer, y el final es inesperado y efímero, pero muy reflexivo. Repetimos que la acción es sustituida por la naturalidad, por ello no hacen faltan escenarios impactantes ni el uso excesivo de CGI. M. Night Shyamalan sitúa a los personajes en un mundo menos ficticio y nos hace pensar en las habilidades que aún hace falta conocer en los seres humanos.

¿Vale la pena ver Glass?

Dos cosas: Si al escuchar la palabra “superhéroes” esperas escenas llenas de CGI, luces neón y mucha acción, esta película no es para ti. Será mejor esperar esperar dos meses más para la llegada de Captain Marvel. De lo contrario, estarás presenciando una película bastante reflexiva y que respeta el tono de sus dos predecesoras, contando con grandes actuaciones, buena fotografía y un tremendo uso del color en cada escena.

Por otra parte, es necesario haber visto Unbreakable Split para comprender mucho del argumento de esta tercera entrega. Aunque Mr. Glass intenta hacer explicaciones literales sobre todo lo que sucede (lo cual se torna un poco absurdo y desesperante), hay muchos flashbacks o emociones de los personajes que sólo se podrían comprender si conoces previamente sus orígenes.

Aunque el título parezca erróneo (tomando en cuenta que Mr. Glass es el personaje principal que menos aparece), Elijah Price es fundamental para la trama, ya que su mente maestra logrará un desenlace inesperado. El final es muy interesante y hace que los verdaderos fans se sientan satisfechos por ver el tremendo final de una saga de superhéroes completamente distinta a lo que Hollywood nos tiene acostumbrados.

Glass  no es una obra maestra (como sí lo fue Unbreakable), pero es bastante entretenida y da para una buena conversación al salir de la sala. Recomendada para fans de los cómics y para aquellos que quieren algo distinto a Marvel y DC.

Sígueme en Redes Sociales

Instagram: dr_nava_

Facebook: Me ha pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Benicio Del Toro

Benicio Del Toro Películas y biografía

Bradley Cooper actor

Bradley Cooper: Sus películas y pasiones