in , ,

Reseña de La casa lobo: El lado oscuro del Stop Motion

reseña de la casa lobo cristobal león

Durante siglos, muchas generaciones de niños han tenido pesadillas con bosques siniestros, lobos amenazadores y otras temibles creaciones de la ficción, pero solo Cristóbal León y Joaquín Cociña han podido llevar estos miedos a otro nivel. En su debut en el largometraje con La casa lobo, estos artistas chilenos convertidos en cineastas se basan en los cuentos de hadas para crear su propio universo visualmente delirante. La película fue realizada mediante la animación stop-motion con pintura, papel, cinta y muebles, y organizaron sus escenas en varias galerías chilenas, argentinas, mexicanas, holandesas y alemanas mientras invitaban al público a participar.

Obviamente, dado que el producto final se deriva literalmente de un experimento artístico, las audiencias en masa serán la parte difícil, aunque habrá más juegos en galerías y festivales.

Tan fascinante como demuestra el proceso de producción de La casa lobo, son los resultados de sus labores creativas lo que cautivan y encantan. Loving Vincent podría haberle dado al mundo su primera película totalmente pintada, pero la animación en muchas escenas de La casa lobo marca la línea entre lo bello y lo grotesco, que se acumula y se arruga al rodar la cámara. De hecho, su constante se basa en que todo lo que se muestra en pantalla se mueve y se transforma continuamente, y su volumen se presenta como un disparo ininterrumpido, llevando a los espectadores a un nuevo reino, tan fascinante como siniestro.

El guión de La casa lobo es bastante simple, y potencia notoriamente gracias al trabajo que se evidencia en la imagen y el sonido. La historia narra la vida de María, una joven que vive en una pequeña comunidad de inmigrantes alemanes situada en la zona sur de Chile. María huye de la intransigencia impuesta por unas costumbres muy similares a las de los Amish. Esta premisa enlaza con algunos oscuros episodios de la historia de Chile (el caso de Colonia Dignidad) aunque aquí esta conexión sirva a otro propósito: dar forma a una pesadilla. Refugiada en una casita solitaria, huyendo de un lobo que la persigue, los miedos de María le darán vidas a las más poderosas imágenes. Muchas de estas cosas nos enteramos gracias a una voz en off que nos va explicando que es lo que pasa en la vida de María y los personajes que la acompañan en un gran plano secuencia.

Sin dudas, La casa lobo es una película diferente, en donde palmamos la dedicación y el trabajo de estos artistas chilenos en cada frame. Es una cinta en donde todo se va construyendo y desmoronando en una atmósfera claustrofóbica, de acecho y siniestra, algo que no vemos muy a menudo en el mundo de la animación.

Tráiler de La casa lobo, de Cristobal León y Joaquín Cociña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

reseña de beale street could talk

Reseña de If Beale Street Could Talk: El trágico romance de Barry Jenkins

tráiler de réplicas keanu reeves

Tráiler de Réplicas, lo nuevo de Keanu Reeves