in ,

Reseña de The Dirt: Una divertida biopic de Mötley Crüe

La película biográfica de la legendaria banda angelina es entretenimiento asegurado, incluso si no eres fan del glam rock

crítica de the dirt - motley crue pelicula reseña

Recientemente se estrenó en Netflix The Dirt, el nuevo biopic de Mötley Crüe que narra las vidas personales de los cuatro miembros de la banda, además de las personas que los rodearon. Basada en el libro del mismo nombre, (publicado en 2001 en coautoría con el periodista Neil Strauss), The Dirt presenta una historia con ciertas deficiencias, pero eso no implica que esta sea una película aburrida. Todo lo contrario.

La historia de The Dirt

En The Dirt vemos una historia muy similar a la de proyectos como Bohemian Rhapsody. Ciertos personajes se conocen siendo jóvenes, se hacen amigos, les llega el golpe de suerte y su talento los lanza a la cima. Incluso la edición y la paleta de colores es muy similar a lo que Brian Singer nos entregó en la biopic de Queen. Lo que resalta primero es que The Dirt fue dirigida por Jeff Tremaine, nada más y nada menos que el co-creador de Jackass.

Ambientada en los años 80, la trama nos cuenta un poco acerca de la vida de cada uno de los miembros de Mötley Crüe. Primero con la atormentada infancia de Nikki Sixx, luego nos adentramos en la tranquila adolescencia de Tommy Lee, para terminar con un poco sobre Mick Mars y el encuentro que los tres tuvieron con el cantante Vince Neil.

Cabe mencionar que lo que no le falta a esta película es buen humor. Tremaine logró alejarse un poco de ese humor absurdo que lo llevó a la fama, y aunque el filme está lleno de momentos similares, no se abusa de ellos.

A medida que la historia avanza, vemos el momento cúspide de la banda y todo lo que viene incluido: violencia, sexo (mucho sexo), drogas (como debe ser en estas historias) y problemas existenciales de cada uno de los protagonistas. Un punto a favor de The Dirt es que no teme mostrar estos excesos, aún siendo bastante ligeros a como debió haber sido en realidad, cosa que le faltó a Bohemian Rhapsody, por ejemplo.

Finalmente, vemos la evolución de la banda y las problemáticas que los personajes tuvieron que enfrentar para darse cuenta de la importancia que Mötley Crüe tenía en sus vidas. Separaciones, muertes y sobredosis para que nuestros héroes del Glam recapacitaran sobre lo que estaban haciendo. Un final feliz.

¿Por qué ver The Dirt?

Siendo honestos, The Dirt no es una gran película, ya que carece de prácticamente todo desde lo formal. Ninguno de los arcos se desarrolla por completo o llega a una conclusión instantánea; los momentos dramáticos están sobreactuados; la dirección no ofrece nada distinto a lo que suelen presentar este tipo de películas y está llena de clichés sobre el mundo del rock. Aunque todo lo anterior no implica aburrimiento, sino todo lo contrario. The Dirt es uno de esos casos donde sabes que falta algo, pero te entretiene, y mucho.

A pesar de que está hecha para los seguidores, no importa si no te gusta el rock o no eres fan de Mötley Crüe, la película tiene todo lo que queremos ver cuando elegimos este tipo de contenidos. Pese a su trasfondo vacío,The Dirt cumple con su propósito y termina satisfaciendo con creces al gran público.

Sígueme en redes:

Instagram: @dr_nava_

Facebook: Me ha pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nosotros

Jordan Peele y su miedo a los “doppelgangers”

Tienda de Unicornios netflix

Tienda de Unicornios en abril en Netflix