Reseña de Titanes del Pacífico 2: Adiós a la magia de Guillermo del Toro

reseña de titanes del pacífico 2 - insurrección

La esperada secuela de Titanes del Pacífico, titulada Insurrección (Uprising) llega por fin a las salas de cine, con un giro de 180 grados a la historia original del aclamado Guillermo del Toro. ¿Qué hay de nuevo en la legendaria batalla entre Jaegers y kaijus?

Desde que se estrenó la primera parte de esta saga (¡Hace ya 5 años!), las acusaciones de plagio relacionadas con el anime de los años 90 Neon Genesis Evangelion no se hicieron esperar. Sin embargo, esto no impidió que surgieran miles de fanáticos de la historia dirigida y escrita por Del Toro y protagonizada por Idris Elba y Charlie Hunnam.

Y es que la primera entrega de Pacific Rim lo tenía todo: Secuencias de acción que explotaban totalmente el CGI, diseños de los mechas muy originales y distintivos de otras franquicias, una historia entretenida, personajes bien logrados (héroes, antihéroes, personajes secundarios relevantes y villanos destacados) y un final digno para el filme. Más de uno ansiaba el estreno de la segunda parte, que, sin la dirección de Guillermo del Toro (quien, precisamente, cambió este proyecto por La forma del agua), nos deja con muchos sentimientos encontrados.

reseña de titanes del pacífico 2
En la segunda entrega de la saga, los Jaegers se enfrentan a una nueva amenaza.

Reseña de Titanes del Pacífico 2: Insurrección (Pacific Rim: Uprising)

Titanes del Pacífico 2: Insurrección es dirigida por Steven S. DeKnight, un viejo conocido para los amantes de las series de televisión, pues ha producido y dirigido proyectos exitosos como Daredevil (Netflix), SpartacusSmallville. Han pasado 10 años desde que el portal subterráneo fue cerrado, el mundo ha vuelto a recobrar la paz y los restos de kaijus se han vuelto muy cotizados en el mercado negro. Así es como Jake Pentecost (John Boyega) se gana la vida, hasta que es emboscado por las autoridades, en un intento de robo dentro de un depósito de kaijus desmantelados. En su intento por escapar se encuentra con Amara Namani (Cailee Spaeny), quien ha creado su propio jaeger. Ambos terminan en problemas al ser arrestados, para luego ser rescatados por Mako Mori (Rinko Kikuchi), quien los integra a su programa de defensa.

En ese momento se explica, de forma muy básica, el origen de Jake y por qué no se supo de él en la primera parte. Este dato tan infantil es el que dará forma al resto de la historia, y por ello Pacific Rim: Uprising resulta una cinta innecesaria, que carece de relevancia. También vemos una serie de eventos que pueden confundirnos con facilidad: Jaegers buenos vs Jaegers malos, Jaegers híbridos (una mezcla entre Jaegers y Kaijus), Súper Kaijus (al estilo Power Rangers), etcétera.

Evidentemente, la película de DeKnight queda en una profunda deuda si la comparamos con la primera entrega. Mientras las escenas de acción contienen ese odiado “slow-motion” que tanto utiliza Michael Bay, los diseños de los robots perdieron su esencia (fueron adelgazados en un intento de “estilizarlos”); la paleta de colores, en general, es más brillante (nada que ver con la idea original), el tono de la película sigue los pasos de las comedias de Marvel, y cuando vemos a  John Boyega estamos viendo al mismo Finn de Star Wars, aunque cabe suponer que era esa la intención (por razones de mercadotecnia).

reseña de titanes del pacífico 2

Además, vemos dos arcos narrativos diferentes en la película, de los cuales ninguno termina por desarrollarse con solidez. Por una parte, la historia de los jóvenes de la Academia de pilotos con problemas superficiales juveniles; por la otra, vemos la historia “central”, donde los pilotos profesionales se enfrentan al regreso de los kaijus a la tierra. En pocas palabras, Titanes del Pacífico: Insurrección es una versión genérica de la primera parte, en la que se nota profundamente la ausencia de Del Toro.

Al final de Titanes del Pacífico 2 se da a entender que habrá una tercera entrega, (si es que los número$ no traicionan), y no sabemos si esta es una noticia buena o mala. Aún está la esperanza de que en el futuro Pacific Rim recupere su esencia, pero por ahora solo queda la amarga sensación de que estamos ante el nacimiento de una nueva franquicia de acción sin alma, y que Guillermo Del Toro tomó la mejor decisión al “abandonar el Jaeger” tras la primera entrega.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

fecha de estreno de new mutants - noticias de cine

La fecha de estreno de New Mutants se retrasa seis meses más

Todo lo que sabemos hasta ahora sobre Stranger Things 3