in , ,

Viendo “Roma” de Alfonso Cuarón, desde la colonia donde se rodó

Una crónica sobre cómo es ver cine en la Ciudad de México

Hoy desperté temprano. En unas horas se proyecta Roma, de Alfonso Cuarón, la película que ganará el Óscar a mejor película en idioma extranjero. Lo digo seguro, porque Cuarón es sinónimo de calidad. Su estreno se planeó para el 14 de diciembre en la plataforma que la produce, Netflix, pero el furor del negocio logró la proyección en salas selectas de cine desde el 21 de noviembre. Otra pista más: la selección de su público. Parece ser que Roma le exige algo más al público que sólo entretenerse; pensar. Por ello se proyecta en los espacios donde acuden los que pretenden ser intelectuales y uno que otro curioso que llega desde la periferia de la Ciudad, mi caso.

*

Me apresuro para llegar a tiempo a la cita. La primera función al público de Roma, vaya día. Falta una hora para que sean las 12, no hay tolerancia para los atrasados. Probablemente llegue tarde, en la Ciudad de México el tiempo es relativo y el traslado es un juego de azar llamado tráfico. Evito medir el tiempo en minutos, prefiero hacerlo en canciones, para evitar el estrés.

Una vez dentro del tren, veo la ciudad de través de los vidrios rayados y me imagino cómo podría desarrollarse la trama de la película. Ojalá retrate un drama de la vida ordinaria de cualquier ciudadano. Todo el mundo tiene historias que contar. El cielo se nubla y el ambiente se pone gris, como queriendo imitar el blanco y negro del filme.

**

Llego a la estación Centro Médico. Bajo del tren y afuera me espera la Colonia Roma, una de las más populares y emblemáticas de la capital mexicana. Recorro la calle Huatabampo y llegan a mi mente las imágenes de un lugar que nunca conocí: El multifamiliar Benito Juárez, una unidad habitacional que fue construida muy cerca de aquí, pero fue derrumbada por el terremoto de 1985. Caminar por el centro de la capital siempre es un viaje en el tiempo.

Luego doy vuelta a la derecha, en la calle Tonalá. En el número 261, se encuentra un pequeño cine privado con el mismo nombre de la calle, el Cine Tonalá. Llegué en el momento indicado para poder disfrutar de la estética del lugar antes de la función. El Tonalá es un espacio obscuro, lleno de luces loft, estilo retro, que dan una sensación de tranquilidad para contrarrestar la ansiedad por ver la cinta. Su estructura se asemeja a una casa, con algunos cuartos donde puedes tener una conversación más privada mientras bebes algo. Las paredes exhiben pósters de películas como Una Mujer Fantástica, la producción chilena dirigida por Sebastián Lelio. Por las bocinas un hombre anuncia que es hora del acceso a la sala, que se encuentra en el fondo, visible sólo por el pequeño letrero con luz neón en la puerta.

Busco enseguida mi ticket electrónico, el joven de la entrada registra mi código QR y su compañero me da la bienvenida, ambos son iguales. De hecho, todos en el lugar son similares: cabelleras rubias, tatuajes, indiferentes. Cualquiera podría confundirlos con androides. Luego entro a la sala y busco mi asiento, el D 21, orillado y cómodo, pues el espacio es pequeño y hay más adultos mayores que jóvenes, algo que hace creer que guardarán silencio durante la proyección. Otro hombre nos comenta que es la primera función al público de Roma, y será exhibida en 4k y tecnología de sonido Dolby Atmos, o sonido envolvente. Todo está listo; corre la cinta.

***

Pasan las primeras dos escenas y la gente sigue llegando. A mitad de la función, se aprecia media pantalla, la otra mitad son siluetas humanas recorriendo el pasillo para llegar a sus asientos. De los que han llegado tarde, uno ocupa el asiento a lado mío. Cruzamos miradas y la suya parecía pedir disculpas. No hay problema, la película sigue su gran ritmo. En cada plano se aprecia el trabajo que conllevan las grandes producciones cinematográficas. Dirigida, escrita, co-fotografiada y co-producida por Alfonso Cuarón, esto es lo más cercano al cine de autor.

Los asistentes se mantienen al borde del asiento con lo que están presenciando. Están presenciando un homenaje a la ciudad, que es la verdadera protagonista. Nuestra cultura conservadora se ve expuesta durante 2 horas y 15 minutos. Este drama lo tiene todo: diversión, angustia, tristeza, desesperación, alegría. Es turbulenta con las emociones, comprobadas por el hombre a lado mío, que se tocaba el rostro constantemente, para evitar las lágrimas o para calmar cualquier otra sensación. Todo es conmovedor, especialmente porque la historia es cercana a nuestro día a día.

Cuando aparecen los créditos, todo el mundo comienza a murmurar, sonríen y aprueban lo que vieron. Saben que Roma es un retrato de la sociedad moderna, de la discriminación, del racismo, de las luchas sociales, del machismo, del amor, pero no discuten sobre eso, sino de la fotografía, de los planos, y de la figura de Cuarón.

****

Salgo del Tonalá para visitar la calle donde se filmó la película, ubicada exactamente atrás del cine. En la esquina de Tepeji y Monterrey está el letrero que aparece en la película, y en medio de la calle, en el 21, la casa donde se desarrolla la trama.  El portón es exactamente igual. La parte de arriba guarda sus diferencias. Me apresuro a tomar una foto para el recuerdo, porque ya he levantado sospechas. En la esquina, Una mujer se asoma, me descubrió tomando la primera imagen. ya en el 21, un par de personas estaban trabajando en el hogar, también me han visto. No les resultará raro, seguramente habrán más visitas al domicilio a partir de hoy.

 

¿Dónde se filmó Roma de Alfonso Cuarón?
Tepeji 21, lugar donde se filmó la historia de Roma.

*****

Roma es reflexión. Incluso cuando camino por esta Colonia siento estar en el set de la película. Poco ha cambiado. Tres amigos caminan frente a mí, lento y sin permitir el paso por la banqueta, hablando sobre lo que vieron hace un rato. Sobre los planos, la fotografía y su composición, mientras pasan a lado de una joven y sus hijos vendiendo dulces y pulseras en el piso. También hablan una lengua indígena, pero no son actores de cine.

Sígueme en redes

Instagram: @dr_nava_

Facebook: Me ha pasado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creed 2

CREED 2: Defendiendo el legado (2018)

Billy Batson and the Legend of Shazam

Billy Batson and the Legend of Shazam