murió adam west - noticias de cine

Por causa de una leucemia que sufría desde hace un tiempo, el día de ayer murió Adam West, el legendario Batman que todos recordamos por la serie de televisión de los 60. West tenía 88 años al momento de su partida, y vistió el icónico traje gris de Batman durante dos años, 120 episodios e incluso una película, entre 1966 y 1968.

Sin ninguna duda, el Hombre Murciélago fue el personaje que hizo inmortal a Adam West, quien supo darle su toque particular a la figura del superhéroe más popular de DC junto a Superman. Con un estilo inocente y casi caricaturesco que contrasta con las oscuras versiones modernas del superhéroe, West y su Batman algo pasado de kilos se convirtieron en elementos indispensables de la cultura pop.

murió adam west - noticias de cine

Como suele suceder en estos casos, Adam West nunca pudo despegarse del todo de Batman, y su carrera no volvió a ser la misma desde la cancelación de la serie por parte de ABC. Solo en los últimos años consiguió volver a trabajar con regularidad gracias a Seth McFarlane, quien le dio el papel del alcalde de Quahog en la exitosa serie Padre de familia.

Murió Adam West, pero no su legado: Las palabras de sus familiares tras el fallecimiento

“Papá siempre se vio como el Caballero de la Luz más que el Caballero Oscuro (en alusión al atormentado Batman de Frank Miller, llevado al cine por Christopher Nolan), y quiso causar un impacto positivo en sus fans. Fue y será nuestro héroe por siempre”, expresaron los familiares de Adam West en un comunicado público tras el fallecimiento del actor.

Antes de que su estado de salud empeorase, Adam West alcanzó a interpretar por última vez a su carismático Batman, prestando su voz para una película animada que se llamará Batman vs Two Face y que cuenta también con William Shatner en el reparto. Aún no hay una fecha confirmada para el estreno, pero seguramente haya novedades en los próximos meses.

Adaw West marcó una época en el mundo de los superhéroes con su Batman divertido y colorido, que quedará por siempre en la memoria del público. ¡Descansa en paz, batileyenda!